“Pareciera razonable pensar que el camino descentralizador debiera apuntar a menos regiones, más potentes y empoderadas, con una mirada de futuro en torno a objetivos compartidos y un claro enfoque en la eficiencia del gasto público”

Columna Nos Febrero