prensa corporacion de estudios

Diferentes diseños, pero iguales en su funcionamiento. Dos tricicletas eléctricas diseñadas y construidas por alumnos de los liceos industriales y comerciales de la Corporación de Estudio de la Cámara de la Producción y del Comercio de Concepción buscan coronarse como el mejor vehículo de una competencia estudiantil.

Desde junio pasado, los dos equipos de estudiantes, con la guía y supervisión de sus profesores, estuvieron trabajando en la construcción de los triciclos, que por estos días están siendo mostrados en sociedad y sometidos a diferentes pruebas de regularidad.

La competencia busca potenciar el desarrollo de habilidades técnicas propias de cada especialidad, estimulando la capacidad creativa y el trabajo colaborativo de los estudiantes, en un proyecto que los desafió a construir un medio de transporte útil y que no emita contaminantes al medio ambiente.

Competencia

Los equipos mostraron ayer su trabajo en Tomé y las pruebas se repetirán hoy en Concepción y mañana en Coronel.

“Mi participación en el equipo es ser la piloto”, comentó momentos antes de iniciar la prueba, Katia Herrera, alumna del Liceo Comercial Femenino de Concepción, que formó equipo con el Industrial de Tomé.

La piloto, alumna de cuarto medio, explicó que el diseño de la tricicleta, que por reglamento requería tener una velocidad mínima de 20 kilómetros por hora, se hizo en los diferentes liceos, y de ahí sacaron el mejor diseño que ganaron los tomecinos”.

Si bien la prueba no es de velocidad, a ambos equipos les preocupaba la velocidad y estabilidad que tenían los vehículos, sobre todo a la hora de enfrentar las curvas, “nosotros tenemos buena maniobrabilidad, y a mí me gusta manejar, por eso me eligieron”.

Juan Moreno, alumno del liceo Industrial de Concepción explicó el particular diseño de su tricicleta, con una horquilla larguísima, tipo “chopper”. “Al principio era una tricicleta simple, pero surgieron muchas ideas y al final la construimos así. El mínimo detalle que tenemos es que, por el diseño, requerimos de un espacio amplio para girar, pero también es más estable cuando anda rápido”.

Al igual que sus contendores, la parte del diseño tomó gran parte del tiempo, aunque en la construcción demoraron sólo una semana, y después vinieron las pruebas.

“La mayor velocidad que le sacamos fue de 50 kilómetros por hora, pero por un tema de espacio y seguridad, en realidad creemos que podría ser más”, dijo Juan, quien también es uno de los conductores del vehículo.

Las pruebas definirán al equipo ganador, los que se conformaron considerando las especialidades que se imparten en cada establecimiento. La ceremonia final se realizará el próximo miércoles siete de noviembre en el Liceo Comercial Femenino de Concepción.

Para leer la nota completa, publicada por Diario La Estrella, haga click aquí.